lunes, 22 de enero de 2018

Acciones de verano de Rosamonte

(Del jue 18/1).
Hasta el 15 de febrero, la firma apostoleña estará presente en la costa argentina y en Córdoba. En Mar del Plata y Villa Carlos Paz habrá promociones exclusivas en distintos comercios.
Enero y Febrero son los meses en que la mayoría de los argentinos deciden tomar un descanso y disfrutar de los distintos puntos turísticos del país. Por eso, Rosamonte decidió acompañar nuevamente estos buenos momentos y volverá a la costa argentina. Pero la temporada 2018 tiene una novedad: entre los destinos que visitará la yerbatera se suma la ciudad cordobesa Villa Carlos Paz.

Camionetas ploteadas y un equipo de promoción itinerante recorrerán distintas playas y puntos
turísticos marplatenses, y a través de una acción de sampling se promocionarán las variedades Tradicional y Suave. De igual manera se obsequiarán muestras en Carlos Paz.

En Mar de las Pampas y Miramar, particularmente, se podrá visitar los paradores sponsoreados por Rosamonte, en los que habrá expendio gratuito de agua caliente y concursos diarios.

La acción no termina acá. En distintos supermercados de Mar del Plata y Villa Carlos Paz, los veraneantes podrán aprovechar la promoción Rosamonte por tiempo limitado. Con la compra de cualquier variedad de yerba mate Rosamonte en los comercios adheridos, obtendrán sin cargo un paquete de Rosamonte Tereré de 500 gr.

La variedad Tereré demostró tener mucha aceptación. Su elaboración es de molienda gruesa con un estacionamiento natural entre 12 y 18 meses, tiene bajo contenido de polvo y se encuentra libre de gluten. Todas estas distinciones le dan un sabor suave notable.

Además, es producida en el sur de Misiones y las condiciones geográficas de esta zona le dan su nota distintiva a la planta de yerba mate. Por otra parte, su envase lleva una tecnología triple capa para una protección extra.

Aumenta hasta 12% el kilo de pan en todo el país por la suba de la harina y los costos

(Del mar 9/1).

La Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA) aseguró que la industria "viene sufriendo una pérdida continua de rentabilidad" y denunció la clandestinidad.

La Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA) anunció un aumento de hasta el 12% en el kilo del pan que ya rige en algunas provincias y que comenzará a regir en otras en los próximos días. Las causas tienen que ver, principalmente, con el valor de la harina y con la suba de costos de producción.
“La industria del pan de todo el país viene sufriendo una pérdida continua de rentabilidad, de la que venimos alertando desde comienzos del pasado año”, indicó FAIPA en un comunicado, en el que remarcó además que “la situación se ha ido generando por los gravosos incrementos que han venido sufriendo desde hace dos años los servicios y tasas de electricidad, gas, agua y otros que la alcanzan, así como por la presión impositiva y previsional que al momento y pese a los anuncios aún se mantiene, igual que la escalada de precios de nuestros insumos, que no cesa”.
Según la entidad, muchos industriales “ni siquiera van a poder afrontar su pago, transformándose en un costo adicional imposible de absorber, y que repercutirá necesariamente en el precio del pan y de los demás productos que se elaboran en la panadería artesanal, con la consiguiente caída en las ventas”.
A este panorama se sumaría la “clandestinidad y la venta de panificados en lugares no autorizados por el Código Alimentario Argentino”, por lo que consideró que la industria “viene siendo arrinconada por una situación económica que roza con lo insoportable, mediando morosidad, cierres constantes de establecimientos, y la pérdida de puestos de trabajo”.
En el caso de Tucumán, el Centro de Industriales Panaderos provincial confirmó que el aumento será del 12%. En tanto, en Santa Fe se espera una suba del 10%, mientras que en Mendoza sería de entre el 8% y el 10%. En San Juan, por su parte, no habrá modificaciones en el precio al menos hasta febrero, dado que el sector local dijo que no registró incrementos en las materias primas. 
Paralelamente, en Salta y Santiago del Estero, ya se vieron los cambios en los últimos días, con valores que van de los $35 a los $40 para el pan francés, y facturas que ya valen entre $6 y $8.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Editorial 2017.

Nos tomamos unos días de vacaciones, nos reencontraremos con todos ustedes nuevamente (lectores, amigos y conocidos), a partir del lunes 22 de Enero.

Que pasan buen fin de año y les deseamos los 'mejores logros' para este nuevo año - 2018!!!..

Atte. AT. Editor. - . @andytobsas

Por qué el complejo sojero perdió más de u$s 2.500 millones durante 2017?

La cifra responde a la comparación sobre lo recaudado el año anterior. Menos exportación en casi todos rubros.


El complejo sojero argentino, con epicentro en nuestra región, atravesó un 2017 muy complicado.
Es que tuvo mermas en todos los subproductos que exportó, respecto a 2016, y ellos fueron porotos, harina, aceite y biodiésel.
Los porotos tuvieron una disminución interanual del 17% en los primeros 10 meses del año, hasta llegar a 2.635 millones de dólares exportados entre enero y octubre. Y una caída interanual similar tuvo la harina de soja, que cayó un 14,5%, al bajar a 7.125 millones de dólares.
Si bien la baja fue menor con el aceite de soja, igual cayó con 1,15% en los valores exportados, hasta alcanzar los 3.189 millones de dólares durante los primeros diez meses del año.
Y respecto al biodiésel, lo que parecía iniciarse como un gran año acabó de la peor manera con el cierre del mercado norteamericano. En este caso, la caída en volumen fue del 4,1%.
Los números indican la última estadística registrada y data del pasado 31 de octubre. lejos de nivelar con los dos últimos meses del año (noviembre y diciembre) es probable que los registros no hagan más que ahondar aún más esta delicada situación.
¿Y por qué ocurrió todo esto?
Las respuestas están centradas en distintos aspectos, externos como internos, pero en general se manifiestan en torno a políticas proteccionistas que los países compradores imponen de fronteras para adentro. Tal es el caso de EEUU con el biodiesel, o el de China, que sigue sin comprar una gota de aceite de soja desde hace tres años. O también el de India, principal país adquirente de nuestros productos, que acaba de imponer también una barrera arancelaria.
Y a ello debe sumarse una caída en los precios internacionales de la soja. Y como el complejo agroexportador de Puerto San Martín, San Lorenzo y Timbúes es netamente sojero, allí está la explicación.
Entre las causas internas debe apuntarse a la inestabilidad económica que aún no permite a los productores desprenderse en su totalidad de los granos almacenados (a la espera de mejores cotizaciones y/o del alza del dólar) que deriva en que las empresas, en muchas ocasiones, deban salir en busca de stock que se paga por encima de los valores comerciales normales, por ejemplo.
Este contexto, más allá de las expectativas del sector industrial a mejorar en 2018, podría repetirse y/o agudizarse en 2018. Es que no hay nada visible que permita vislumbrar una recuperación de mercados o incrementar el volumen productivo. Todos los empresarios y asociaciones y cámaras que los representan coinciden en señalar la existencia de una alta capacidad ociosa en el complejo que, por el momento, no derivó en repercusión alguna sobre el plantel de trabajadores.
Es más, un o de sus referentes, Luis Zubizarreta dijo, días atrás, que ni se piensa en achicar el plantel operario en las terminales de biodiesel, dedicadas a su exportación, llevando así una señal de tranquilidad para sus empleados y los sectores gremiales.
Igual, el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) de San Lorenzo libra una batalla sin cuartel para que este año, como en los últimos anteriores, el empresariado le abone un premio de fin de año que, esta vez, los industriales se niegan a abonar por las razones aquí aludidas y porque, sostienen, el porcentaje de aumento salarial en las última paritarias superó con creces la emdia inflacionario, y con ello, queda absorbido la citada gratificación.

sábado, 30 de diciembre de 2017

TV: La dinámica de la agenda ambiental del 2018 por la TVP

                                                  
Sábado 30 a las 16.00 – Ambiente y Medio. 



Este sábado a las 16.00, en el último programa del año, Ambiente y Medio hará un repaso de lo que podría ser la agenda ambiental argentina del 2018. Por un lado, evaluará lo que sucederá en el terreno legislativo, en donde se aproximan los diversos debates que se generarán tanto en torno a nuevas normativas que regulen el uso de agroquímicos como a la iniciativa de modificar las leyes de Bosques y la de Glaciares.
Por el otro, analizará las consecuencias que tendrá la decisión de seguir adelante con la construcción de dos represas hidroeléctricas en el río Santa Cruz así como también la idea de desarrollar más plantas nucleares en el suelo argentino.
También se comentarán los dos grandes avances en la agenda ambiental: la creación de dos Parques Nacionales Marinos y la aprobación de la Ley de Generación Distribuida.
En nuestra sección Cicatrices, estará el recuerdo del accidente nuclear que marcó un antes y un después a nivel mundial en los proyectos de desarrollo de la energía atómica: el desastre de Chernobyl.
Y en el cierre, se repasará el mapa mundial de incendios forestales y su evolución en la última década. 
FICHA TECNICA:
Conducción: Sergio Federovisky y la participación de Camila Hadad.
Producción General: Alberto Brufman y Guillermo Andino
Producción Ejecutiva: Juan Capecci
Producción por TVPA: Sergio Saba
El único programa periodístico de televisión abierta abocado al tratamiento y difusión de la ecología. 



viernes, 29 de diciembre de 2017

CALIDAD e INOCUIDAD: Queda mucho por construir en el achicamiento del doble standard

Fue una de las conclusiones de la 'Jornada de Higiene para la Seguridad Alimentaria' que Red Alimentaria y el INTI Agroalimentos organizaron en la sede del ente estatal, que contó con la exposición del Lic. Claudio Socolisqui, profesional especialista en la materia. 
Captura de pantalla 2017-12-29 a la(s) 16.30.15
Empresarios, profesionales, técnicos y estudiantes del rubro alimentario presenciaron la Jornada sobre Higiene para la Seguridad Alimentaria que dicó el Lic. Claudio Socolisqui, Director Comercial de TIL, empresa especializada en higiene profesional.

Aunque no lo parezca la higiene en la industria alimentaria aún tiene un camino por recorrer en la Argentina. Fundamentalmente en lo que se re ere a achicar las brechas que aún existen en dos planos: formalidad e informalidad, en el mercado doméstico, y mercado local y de exportación, en cuanto a las distintas exigencias tienen cada uno de esos destinos para los productos alimenticios elaborados.

                       Captura de pantalla 2017-12-29 a la(s) 16.37.08
               Erica Stacey, Directora del INTI Agroalimentos, dio la bienvenida a los participantes y fue anfitriona de la Jornada.

Sobre este aspecto versó la Jornada de Higiene para la Seguridad Alimentaria que en la sede del INTI Agroalimentos, en su Centro de Miguelete, en el Par- tido de San Martín, Buenos Aires, dictó el Lic. Claudio Socolisqui, convocado por Red Alimentaria para disertar ante empresarios, profesionales, técnicos y estudiantes del rubro.

                           Captura de pantalla 2017-12-29 a la(s) 16.33.56
Claudio Socolisqui: “El costo de un plan de higiene no es menor al que tiene actualmente el empresario. La calidad ‘per se’ no tiene costos porque ordena los procedimientos, los valida”.

Socolisqui fue contundente al recordar que “en alimentos las contaminaciones no ocurren, se causan. Y que es una problemática permeable a todas las clases sociales que parte de la falta de cultura y de conciencia, para que la conducta frente a los alimentos sea la adecuada. Se necesita que la higiene se haga cultura y se convierta en una conducta inercial del operador”, señaló.

Al respecto agregó que el 60% de las enfermedades provenientes de los alimentos es por falta de higiene en el lavado de manos, que a su vez es el principal factor de contaminación en cualquier área productiva del mundo.

“La higiene profesional alimentaria es de procedimiento, de proceso y de cultura, porque su esencia y matrices son enormemente simples y básicas, pero culturalmente no está totalmente asumida”, agregó.

Señaló también que todos los progresos en este aspecto se generaron por un cambio cultural, por la asunción de conciencia de que las cosas se debían hacer de otra manera. Señaló que “en alimentación, hablamos de higiene y no de limpieza porque higiénico es limpio más desinfectado. Hay que barrer y aplicar un producto detersivo aprobado por Senasa”, ejemplificó.

Y más allá de aclarar el concepto destacó algo básico pero a veces poco tenido en cuenta: “Hay un principio de responsabilidad social si se contamina con los alimentos. Hay que diseñar un programa de limpieza que requiere cierta personalización según el uso y de la naturaleza de la superficie que debo atender”.

Explicó que el programa de higiene debe definir una rutina de trabajo. Se definen superficies, responsables por áreas. En forma diaria, con determinado horario, con formación de equipos y con controles que permitan medirlo.

La seguridad e higiene actualmente está muy focalizada en procedimientos pero en realidad se refiere a procesos seguros para prevenir riesgos de inocuidad alimentaria. “Higiene es el ‘up grade’ del concepto de limpieza. La higiene pública tiene que ver con el ámbito donde la sociedad está nucleada. La higiene profesional en el trabajo tiene que ver con la higiene que debo tener con características especiales para enfrentarme a un proceso productivo”, precisó.

La primera regla de la higiene es la limpieza. La higiene profesional es una obligación; es hacer lo necesario para resguardar que el producto sea seguro. Porque consumido- res somos todos. El principal responsable de la contaminación alimentaria es el hombre. Las cosas no suceden. Las cosas se generan. La contaminación alimentaria no surge es causada.

LEGISLACION Y CONCIENCIA
Respecto de las normativas sobre inocuidad y calidad, señaló que existe una legislación que obliga a las buenas prácticas pero que las normas aún son de suscripción voluntaria (ISO 9001, de procesos; ISO 22.000 de inocuidad alimentaria e ISO 14.000, de cuidado del ambiente). “Pero por suerte el Estado comenzó a regir y tomar el liderazgo en su control, bastante menos de lo que deseáramos, pero hay un desarrollo de la intervención y hay cumplimiento de normas obligatorias. Y hay leyes respecto de inocuidad”, explicó, aunque no está legislado el análisis de riesgo y los puntos críticos de control en los procesos de fabricación de alimentos.

“Tenemos muchísimo por hacer hay que trabajar mucho en los barrios y municipios y legislar. Si un señor con todos los procedimientos vende 30% más caro el producto y otro vende basura en la calle, es probable que le cueste ser competitivo y deba cerrar su local. Y si no hay legislación y regulación estatal, estás complicado para competir. Con los alimentos sucede lo mismo y hay mucho por hacer y construir”.

                  Captura de pantalla 2017-12-29 a la(s) 16.40.33
                                                           Erica Stacey y Ariel Dias Vieira del INTI Agroalimentos.

-¿Ha crecido en la industria la conciencia sobre estos aspectos de la higiene?
– En una parte importante de la industria profesional hay un cambio y valoración de la importancia de la higiene. Lo que ocurre es como sucede en la sociedad: la mitad de los trabajadores está integrada y la otra con empleo informal. La mitad de industria está ordenada y con altísimos estándares y otra en una etapa de elaboración artesanal e informal, entonces si bien hay grandes avances de algunos sectores líderes, hay mucho por construir. La importancia de la higiene alimentaria es un concepto universalizador, entonces es importante que llegue el concepto al pequeño productor, al artesano y a la gran industria.
Para Socolisqui, en un sector hay conciencia y necesidad. Es la industria que busca los mercados externos y debe suscribir altos estándares para acceder a esos mercados. Los vinculados a mercados locales están más rezagados porque el nivel de control gubernamental y de exigencia es menor que el de los organismos internacionales.

“La función de los profesionales del área es construir el achicamiento del doble estándar y que la industria local tenga el mismo estándar que la exportación y se alinee al mundo”. Y tratando de derribar un mito arraiga- do al menos en algunos industriales enfatizó que “el costo de un plan de higiene no es menor al que tiene actualmente el empresario. Es un tema de cultura y de procedimiento. La calidad per se no tiene costos porque ordena los procedimientos, los valida. Detecta tempranamente errores que evitan que de pronto una partida productiva quede invalidada porque salió contaminada, que haya menos devoluciones de parte de los clientes porque el producto está fuera de condición”, explica.

Y agrega que “cuando se analiza todo el conjunto, no hay mayor costo. Hay preconceptos y vencerlos es el desafío del trabajo y lograr incorporar estas herramientas que le van a dar enorme bene cio, certeza y no necesariamente mayor costo”. Nuevamente, insiste en que se trata de un tema esencialmente cultural.

-¿La legislación está actualizada, es la correcta?
– A veces estamos más preocupados por modificar la legislación que en utilizar la que tenemos. Siempre la legislación puede perfeccionarse y crecer. La legislación existente tiene una base adecuada que se puede perfeccionar o profundizar, pero lo que nos falta por hacer es la regulación de los controles. No hay controles adecuados. Y si existen son meramente punitivos y no formativos. Solo de clausura y no de capacitación y formación. En estos aspectos debería ocurrir como en algunas inconductas sociales y haber algo parecido a una “probation” para la pequeña empresa o industria que tenga algún desvío o incumplimiento y que la probation sea que se informen, se capaciten y se comprometan a trabajar bien.

                  Captura de pantalla 2017-12-29 a la(s) 16.38.55
                         La Jornada contó con un espacio de taller donde los alumnos interactuaron entre sí en grupos de trabajo.

Para Socolisqui quedarse solo en la multa o la sanción deja sin trabajo a los empleados y conduce a casi el cierre del establecimiento. “Y con eso no ordené el procedimiento, tengo un establecimiento menos y una fuente de trabajo cerrada.

Falta estructura de control para poder, medir, controlar y asegurar los estrictos cumplimientos. Falta estructura para dedicar al tema, herramientas de control que aseguren el correcto cumplimiento y capacitación”.


Después de seis años, Argentina exportará alimentos a EE.UU. con arancel 0.

Así lo informó el ministerio de Agroindustria.


"Se trata de un gesto muy significativo del Gobierno del Presidente Trump hacia la Argentina [y] por lo que significa para las relaciones bilaterales con Estados Unidos", dijo el ministro de Agroindustria de Argentina, Luis Miguel Etchevehere. 




El representante comercial de EE.UU. (USTR, por sus siglas en inglés), Robert Lighthizer, anunció que el Presidente Donald Trump firmó este viernes la medida.

El ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, señaló que el SGP favorecerá la producción y la exportación de las economías regionales, mientras se fortalecen los lazos profesionales entre ambos países.

“Se trata de un gesto muy significativo del Gobierno del Presidente Trump hacia la Argentina [y] por lo que significa para las relaciones bilaterales con Estados Unidos”, dijo el titular.

En este sentido, el destacó el trabajo conjunto realizado por el Ministerio de Producción, la Cancillería y el Ministerio de Agroindustria, así también como la participación de las provincias y del sector privado.

Por su parte el ministro de Producción, Francisco Cabrera, dijo que “este es un paso importante en los esfuerzos para lograr una mejor inserción internacional y avanzar así hacia el objetivo de pobreza cero. Más exportaciones es más empleo, más desarrollo, más oportunidades para los argentinos”.

“Vamos a seguir trabajando para buscar nuevas áreas de cooperación entre la Argentina y los Estados Unidos”, agregó.

El canciller Jorge Faurie sostuvo que esta incorporación constituye “un claro reconocimiento a los esfuerzos que lleva adelante la Argentina para fortalecer su economía y profundizar su inserción en el comercio mundial”.

Se espera de esta manera “recuperar un canal comercial que brindará nuevas y mayores oportunidades a los exportadores argentinos y a las economías regionales”.

El programa SGP consiste en preferencias arancelarias dadas de países desarrollados a determinados productos exportados desde países en vías de desarrollo.

Cabe recordar que EE.UU. concedía arancel cero a 538 productos alimentarios de Argentina que incluían vinos, artículos de confitería sin cacao, conservas de carne, aceite de oliva, quesos, maníes y frutillas.

EE.UU. suspendió Argentina del programa SGP en 28 de mayo de 2012 porque consideró que el país no actuó de buena fe en los casos resueltos a favor de las empresas Azurix y Blue Ridge Investment en el marco de CIADI, por la cancelación de contratos en medio de la crisis argentina del 2001.


En 2017, la soja cayó un 4,5% y cerró debajo de los u$s 350 (maíz y trigo, estables).

Durante 2017, la soja sufrió una caída del 4,5% y cerró por debajo de los u$s 350 la tonelada en el mercado de Chicago. A su vez, acumuló durante diciembre un retroceso del 3,4%, pese a que terminó este viernes con un avance del 0,6%.



Por su parte, el maíz apenas cedió un 0,3% durante este año y terminó a u$s 138,09, similar performance del trigo que, durante 2017, acumuló una baja marginal del 0,2% a u$s 156,90.



En lo que respecta al mes, el maíz subió un 2,6% (este viernes bajó un 0,4%); y el trigo escaló un 4,3% (en la última rueda del año disminuyó un 0,2%).

La bolsa de Chicago tuvo poca actividad este viernes como suele acontecer en la última semana del año y los inversores se mostraron atentos a las perspectivas climáticas en Argentina en donde se siembra gran cantidad de soja.

"El clima mejora en Brasil y Argentina (...) y desalienta a los partidarios de un alza de precios", dijo Dewey Strickler de AG Watch Market Advisors.

Coninagro celebró la apertura de EEUU para los productos agrícolas nacionales

Entidades agropecuarias nucleadas en CONINAGRO celebraron la restitución del Sistema Generalizado de Preferencias para los productos argentinos en los EEUU, hecho que representa una apertura por parte de ese país para con los bienes nacionales. "Es una buena noticia porque permitirá exportar a EEUU libres de aranceles, más de 500 productos, en su mayoría de las economías regionales", dijo Carlos Iannizzotto, director del organismo.


Iannizzotto afirmó que "lo que se espera es que estas medidas se observen a corto plazo por la situación de muchos productores del país". "Esto es algo alentador luego de una situación de años deprimida, que podría mejorar la balanza comercial. No obstante la incógnita o el interrogante es si a pesar de la baja de aranceles, los costos internos a las subas permitirá hacer negocios", sostuvo.

La decisión adquiere más importancia para determinados productos como el vino, ya que 30% de las exportaciones vitivinícolas se destinan al mercado norteamericano. La exclusión tuvo un fuerte impacto negativo al punto que redujo cerca de 15 por ciento las exportaciones de alimentos procesados a los EEUU entre 2012 y 2016.

La actual decisión con el mercado de EE.UU. y otras como la baja de aranceles con China permitirán mejorar la competitividad de las economías regionales en momentos en que se encuentran condicionadas otras vías como el tipo de cambio.

"Desde el punto de vista macroeconómico, posibilitará reducir la vulnerabilidad externa hoy afectada por el aumento del endeudamiento" dijo Iannizzotto

La apertura a EEUU genera expectativa y esperamos una reacción del mercado, sin duda mejorar las relaciones internacionales y comerciales con diferentes países consumidores, es una buena noticia para el sector agropecuario.

"Esperamos que el año que está por comenzar sea exitoso en materia de exportaciones y genere el impacto deseado, sobre todo para las regiones agropecuarias del país que lo están necesitando" comentó el presidente de CONINAGRO.



Los commodities agrícolas cerrando un ofertado 2017.


Llega el fin de año y, a pesar de estar en plena campaña, no se puede evitar realizar balances. El análisis provisorio entre los vaivenes de la coyuntura climática en la cual nos encontramos.
No pareciera ser sencilla la tarea de resumir un año calendario para los productos agrícolas, cuyo ciclo trasciende hemisferios e ignora muchos parámetros dados en otros mercados, asociados a las costumbres humanas. Quizá la mejor forma de hacerlo sea observando los gráficos de precios a lo largo de este período en  cuestión, y exigiéndole a la memoria que busque en nuestros recuerdos lo que venía sucediendo en el mercado según los movimientos de precios.
Para los cultivos estivales, básicamente arrancaron como estamos culminando ahora, con volatilidad asociada a la producción sudamericana, en un “weather market”  que supera en términos de volumen producido al mayor productor del mundo, EUA, que durante el ciclo 2016/2017 produjo 117 M tn de soja, fundamentado por condiciones sobresalientes que favorecieron los rendimientos en todo el territorio del gigante del norte, con un rendimiento promedio a nivel país superior a los 35 qq/ha. Por el lado del maíz, vale la pena aclarar lo mismo, solamente que el rinde, aunque fue récord en ese momento, ya no se puede afirmar que lo sea, por lo acontecido en la campaña 2017/18.
Luego de esas idas y vueltas, con Brasil produciendo 114,1 M tn y Argentina 57,8 M tn, las cotizaciones comenzaron a caer llevándonos a mínimos de u$s 344 /tn, u$s 334 / tn y u$s 332 / tn, a principios de abril, principios y fines de junio, respectivamente. Con contundentes números productivos publicados por el USDA, sumados a estimaciones de aumento de área sojera vs maicera en EUA, los precios justamente acusaron bajas, aunque no tanta como hubiese debido desde un punto de vista técnico, ya que si bien fue un cosechón, la demanda, y especialmente China, estuvo muy fuerte.
Luego entró en escena la siembra en EUA de la 2017/18. Primeramente, el maíz, que sufrió atrasos por excesos hídricos que llevaron en aquel momento a resembrar una y hasta 2 veces algunos lotes. La soja se inició con condiciones normales, pero a medida que pasaban los meses y nos aproximábamos a julio, con la consecuente floración del maíz, las cotizaciones reaccionaron fuertemente. ¿El motivo? La falta de agua que se experimentó entre junio y julio, que encontró a los fondos especulativos de inversión muy vendidos. Ante esto, la reacción en Chicago no se hizo esperar, y la esperada suba ante una realidad productiva que parecía apremiante según el famoso mapa de sequía de los estados productivos, llevó a la soja a niveles de u$s 378 / tn. Desde ahí en adelante, el villano fue el USDA, quien en julio, agosto y septiembre se encargó de destruir esa suba, ya que publicaba valores productivos que en ese entonces parecían de ciencia ficción. Eventualmente, el tiempo le dio la razón, y las estimaciones de rendimientos récord total y absoluto para maíz se concretaron en el campo. La soja no vio un récord de productividad pero sí de producción (120 M tn) explicado por el gran salto del área (↑2,5 M ha más que el ciclo anterior). El maíz, a pesar de ser el perdedor en área sembrada, demostró que la genética sumada a un buen manejo, paga y mucho: 110 qq/ha promedio nacional, lo que le permitió a EUA alcanzar las 370 M tn, solamente 10 M tn detrás que el año anterior. Esto nos lleva muy anticipadamente a los mínimos “de cosecha”, a fines de agosto.
Desde ahí el foco del mercado vira hacia Sudamérica, con Brasil recibiendo precipitaciones por debajo de lo normal durante el inicio de la ventana de siembra de la soja de primera y también del maíz. Argentina en ese momento comenzaba a “secarse” en octubre, luego del invierno llovedor que generó muchas inundaciones, especialmente en la provincia de Buenos Aires. Así las cosas, los precios despegaron de ese mínimo y mal que mal nos llevó hasta los u$s 372 /tn de hace diez días. Lo que sí había cambiado, era que la falta de lluvias en Argentina dejó de ser beneficiosa, con los suelos en gran parte de la zona productiva casi en sequía, mientras Brasil es “regado” de manera continua.
Como era de esperar las últimas lluvias vienen a traer paños fríos a los operadores que se despiden hacia la Navidad muy tranquilos, a medida que Argentina se dispone a liquidar a siembra de soja, que supera ya el 70 % a nivel nacional, y la de maíz 61 %.
El buen papel del trigo
Para no ser menos, hay que hacer un comentario para el trigo, que tanto bien le está haciendo a las finanzas del productor argentino. A mitad de año vimos un rally ficticio en Chicago por gran pérdida del trigo de primavera, un trigo candeal sembrado en el norte de EUA, insignificante en términos de volumen, pero que así y todo, generó que desde Minneapolis la suba llegue a Kansas y Chicago, nuestras referencias. Lo que siguió fue la demanda local de la exportación, que comprando sostuvo buenos precios durante toda la segunda mitad de año, logrando que en la gran mayoría de casos los agricultores puedan cerrar buenos negocios. Otro tema es y será la logística portuaria asociada a la entrega, pero esta cuestión, por suerte, no compete a este análisis. La depresión de cosecha fue mínima e incluso hoy por hoy, con el 73 % de la cosecha ya liquidada, tenemos una pizarra de más $ 2600 /tn.
¿Y lo que viene?
Hacia adelante, queda medio mercado climático sudamericano, con los cultivos a pleno en Argentina y Brasil. La volatilidad ya mostró una carta. Veremos si la Niña viene a amenazar la producción y los precios, o si queda solamente como un temor de oferta no concretado. Así arrancaremos el 2018.Facebook

Los Trabajadores de la Tierra aún esperan respuestas del gobierno

Luego del Verdurazo de ayer frente al Congreso en donde los pequeños productores nucleados en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) donaron 20 MIL KG de alimentos a jubilados, reclamando políticas para los pequeños productores, la UTT resume en un video de 2 minutos los 2 años de gestión de Macri sin ninguna medida a favor de los pequeños productores que producen más del 60% de los alimentos que consume toda la población.


Este video resume, en 2 minutos, el retroceso y la falta de políticas en favor de los que producen alimentos en el país. Por otro lado muestra claramente para quien gobierna Macri.

Ahora comparten este trabajo que muestra claramente el retroceso en materia de políticas y la total ausencia de un programa que mejore las condiciones estructurales de un sector que produce más del 60% de los alimentos que consume toda la población.

La Unión de Trabajadores de la Tierra se define como "una organización que defiende los derechos de los pequeños productores y va a seguir luchando para mejorar las condiciones de vida de cada familia trabajadora de la tierra"


Contactos:
Nahuel Levaggi  1536337324 .
Agustín Suarez  1560471013.


jueves, 28 de diciembre de 2017

Sindicato aceitero convocó a la huelga en medio de una conciliación obligatoria

Mientras el gremio aduce que el nivel de acatamiento es alto, las empresas sostuvieron que la actividad recién fue cesando pasado el mediodía. Y alegan la vigencia de la 'tregua' oficial.
El fallecimiento de un operario y la existencia de una veintena de heridos -algunos de ellos aún internados y con estado reservado- que registró la explosión en Cofco, ayer, en su planta industrial de Puerto San Martín, fue motivo más que suficiente para que el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) de San Lorenzo decretara un paro por 48 horas en todas las plantas cerealeras de la región.
Con ello repudiaron el hecho y “la falta de un marco adecuado en materia de seguridad laboral”, apuntaron los sindicalistas.
La huelga comenzó hoy a las 6 AM y se extenderá, según lo decidido, hasta el sábado a igual hora.
Más allá del motivo que movilizó dicho reclamo, desde el empresariado objetan que la medida pueda avalarse cuando rige un período de conciliación obligatoria dictaminado, el pasado 22 de diciembre, por el Ministerio de Trabajo de la Nación, con el que la cartera laboral intenta encauzar un conflicto, iniciado también por una huelga, en pos de forzar el pago de un premio de fin de año para el personal afiliado al gremio.
Tal objeción fue expuesta por los empresarios al momento de consultarlos sobre el nivel de ausentismo que les generó, en las plantas fabriles, las medidas de fuerza, a lo que respondieron no tener aún una cifra computada, pero aseveraron que las cerealeras están activas. “Estamos bajo conciliación obligatoria”, repetían.
Contrariamente, durante la conferencia de prensa que el gremio organizó esta mañana para exponer su posición ante la muerte del obrero en Cofco y denunciar la falta de controles y la desinversión en materia de seguridad laboral, confirmó que el nivel de acatamiento al paro fue muy alto.
Con el correr de las horas, y pasado el mediodía, las mismas cerealeras que aseveraban tener activas sus líneas, comenzaron a admitir que las plantas iban paralizándose.
La conciliación obligatoria vigente fue dictada el pasado 22 de diciembre y tiene vigencia, por lo menos, durante una semana más, pues en su momento su plazo fue estipulado para 15 días hábiles.
Que se convoque a un paro general, cuando rige una conciliación, es un hecho administrativo y/o jurídico casi inédito, más allá de las razones que lo motivaron, en este caso, la muerte de un obrero.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Realizan un Verdulazo para Jubilados

LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES DONAREMOS 20 MIL KILOS DE VERDURA A LOS JUBILADOS. 
EL GOBIERNO REDUCE RETENCIONES A LOS EMPRESARIOS DE LA SOJA MIENTRAS AJUSTA A LOS JUBILADOS.



-NO recibimos respuestas del Ministerio de Agroindustria.
-NO hay voluntad para trabajar sobre el proyecto de ley de créditos para acceso a la tierra que presentamos hace más de un año.
-NO hay políticas dirigidas a los pequeños productores. 
- Pero SÍ las tienen para los agronegocios y los terratenientes.
-SI hay políticas para los grandes.
-SI le quitan las retenciones para que ganen más los grandes productores que exportan.
-SI le quitan impuestos a las tabacaleras.
-SI les quitan retenciones a la megamineria.


Este fin de año llega con malas noticias para los de abajo. Desde la aprobación de la reforma previsional, que le quita parte del aumento a jubilados, a la AUH y a los veteranos de Malvinas; hasta la reducción de las retenciones a la exportación de soja. El gobierno pactó con el agronegocio una reducción del 6% en las retenciones para el 2018, lo que equivale a más de 1000 millones de dólares menos de recaudación para el Estado. Siendo así una transferencia directa para las economías más concentradas, en detrimento del sector de la agricultura familiar.

Desde hace dos años venimos reclamando, por distintos medios, que el gobierno tiene una clara decisión de vaciar de políticas el sector de los pequeños productores.

Las economías regionales atravesamos una gran crisis; aumentan los costos de producción, abren las importaciones generando una competencia desleal con nuestros productos que no podemos sostener, se paralizan las políticas públicas para el sector como la inscripción al Renaf y Monotributo Social Agropecuario, aumentan sistemáticamente los alquileres, no brindan ninguna respuesta a las contingencias climáticas que atravesamos en estos años. El gobierno tampoco dio ninguna señal de querer avanzar en las problemáticas estructurales históricas, como la imposibilidad del acceso a la tierra propia y la enorme diferencia entre lo que recibe el productor y lo que paga el consumidor diariamente.

Ante todo esto:
Por todo esto, desde la UNION DE TRABAJADORES DE LA TIERRA-(UTT) estaremos donando 20 mil kilos de nuestras producciones a los jubilados frente al Congreso. El mismo Congreso que no avanza con la ley de acceso a la tierra y el mismo Congreso que votó en contra de los jubilados. Donamos no porque nos sobre, sino porque creemos en la solidaridad entre el pueblo.
¡SÓLO EL PUEBLO SALVARÁ AL PUEBLO!

Contactos:
Nahuel Levaggi 11 3633-7324/ 221 677-8847/ 11 2860-4533/  11 6047-1013.

UTT. Unión de Trabajadores de la Tierra   Twitter: @uttnacional


Magro balance de las exportaciones del agro en 2017

Las ventas al exterior de productos primarios y manufacturas de origen agropecuario cayeron 4,1 % entre enero y noviembre.

Las exportaciones vinculadas a la actividad agropecuaria y agroindustrial se redujeron 4,1 por ciento entre enero y noviembre, transformándose así en uno de los pocos datos negativos que deja el balance del campo argentino en 2017.

Producto de una caída tanto de los precios de la mercadería como de los volúmenes comercializados, la suma de los productos primarios más las manufacturas de origen agropecuario (MOA) arrojó un resultado de 34.663 millones de dólares en once meses, 1.500 millones menos que los 36.162 millones del mismo lapso de 2016, según el Informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA) que elabora el Indec todos los meses.
Los productos primarios fueron los que más cayeron: de 14.703 a 13.729 millones de dólares; es decir, 6,6 por ciento. Las MOA, en tanto, redujeron su aporte 2,4 por ciento, de 20.934 a 21.459 millones. 
Menos participación
Esto contrasta con el aumento general del 1,2 por ciento que mostraron todas las exportaciones argentinas; destacándose el incremento del 11,7 por ciento en los envíos al exterior de manufacturas de origen industrial. 
De esta manera, la participación del agro en el total exportado se redujo levemente, del 67 al 65 por ciento. 
De todos modos, en la práctica significa que dos de cada tres dólares que ingresan al país por exportaciones siguen siendo generados por el campo.

martes, 26 de diciembre de 2017

Investigadores de la FAUBA pronostican la convivencia de distintos modelos de produccion para los proximos años

La Facultad de Agronomía (UBA) fue sede de la jornada "Producción Agropecuaria, Salud y Ambiente".

Los investigadores participantes destacaron la importancia de que, en pocos años, coexistan distintos modelos de producción, con miradas integrales y ecológicas.

Y afimaron que en los  próximos años van a convivir diferentes modelos de producción, con una baja en el uso de agroquímicos.

Recomiendan aplicar principios ecológicos con un enfoque integral.

Destacan el valor de las investigaciones participativas con el conjunto de la comunidad.

Es España es un espejo para la cadena alfalfera argentina?

Joaquín Capistrós Moreu, director ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA), estuvo presente en Argentina y participó como disertante en las 'Jornadas Nacionales de Alfalfa'.

Joaquín Capistrós Moreu, director ejecutivo de AEFA.
La AEFA es una institución que tiene varias décadas de vida y Capistrós Moreu hace varios años que tiene la responsabilidad de ser el director ejecutivo. Al hacer una radiografía de la alfalfa en España, dijo: “Partiendo de la base, por hacer una comparación con el sistema de pastoreo que tienen acá en Argentina allí toda la ganadería prácticamente esta estabulada por lo cual siempre hemos necesitado hacerla henificada o como es el caso actual hacerla deshidratada, los sistemas son diferentes pero solo por esa razón, allí la aridez es extrema. En general en toda España estamos hablando de pluviometría de 400 o 500 mililitros al año por lo cual no permite hacer en verano ningún cultivo y por supuesto y menos sacar el ganado, con lo cual siempre se ha henificado o se ha hecho el deshidratado”.
En España toda la alfalfa se riega y es muy poco lo que se produce en secano. “Este año hemos pasado por sequía, tenemos embalses en las cabeceras de las cordilleras con canales y redes que, este año y casi ninguno tenemos problemas de riego, llover no llueve porque es un clima muy árido y diría que el elemento más negativo que tenemos es que hay poca pluviometría”.
TodoAlfalfa: ¿Cuál es la principal amenaza de la alfalfa?
Joaquín Capistrós: Nuestra competencia directa es el maíz, que ha evolucionado de rendimientos de 8 mil kilos hace 25 años a rendimientos de 16 mil o 17 mil kilos y aunque hay vaivenes de precios, en este momento está bajo, pero esa alta producción a veces recompensa al agricultor. Entonces nuestro único problema es hacer más competitiva o tan competitiva a la alfalfa como es el maíz por lo cual hay muchísima superficie, probablemente de regadío estamos hablando de esas 250.000 unas 180.000, pero en España tenemos más de 3 millones de hectáreas solamente de regadío es decir que la posibilidad de aumentar 50 mil o 100 mil no es problema, el problema es comercializar de forma y modo que yo pueda sacarle un margen y pagarle al agricultor y hacerle rentable el cultivo. Siempre digo que el sector industrial nuestro es un sector en su estructura muy simple porque se coge la alfalfa con una humedad, se lleva, se deshidrata y se hace una bala (fardo), no es más complejo que eso. Y tenemos una ventaja que tenemos que tener la alfalfa a pie de obra no nos vale con esa humedad ir a 100 km y menos traerla de Estados Unidos, eso no podemos, con lo cual lo único que tenemos que hacer es cuidar al agricultor para que le funcione el cultivo, a partir de ahí probablemente todo lo demás va a funcionar.
TA: ¿Cuántas hectáreas implican? ¿En qué zonas está implantada la alfalfa en España?
JC: Llevamos bastantes años en torno a 250.000  - 270.000 hectáreas con pequeñas evoluciones. El 85% está en lo que es Valle del Río Ebro como centro de Zaragoza y luego hay un 10% en Castilla y León, y el resto casi en Andalucía.
TA¿Cuál es el rasgo distintivo que tiene la cadena de la alfalfa? Porque ustedes a diferencia de otros puntos en el mundo como exportadores mundiales de alfalfa es que ustedes la secan con plantas industriales.
JC: Ese es un tema lógicamente que ha ido evolucionando, hubo un tiempo en que la henificada con prensas o con la empacadora esa de tamaño de 25 kg, 30 kg, luego se puso la gran prensa la megaenfardadora y empezó la producción en los años 60 pero tuvo un declive, pero vamos a hablar de la nueva etapa desde el año 86 que entramos en la Unión Europea entonces la deshidratación había una ayuda al producto deshidratado entonces empezó con un empuje tremendo de forma y modo que hoy en estos momentos en torno al 70% de la producción de las toneladas va a la industria de España, el 25% más o menos se embala y el resto se ensila o se consume en campo.
TA: ¿Cuánto está exportando? ¿A qué destinos?
JC: Exportamos a más de 30 países, del millón cien mil toneladas que exportamos estos últimos años un 55% va a Emiratos Arabes, luego tenemos Arabia Saudita, China, Jordania y luego casi todos los países del arco mediterráneo, pueden ser Marruecos, Italia, Grecia.
TA: ¿Qué conoce de la alfalfa en Argentina?
JC: Yo al mercado argentino de alguna medida lo sigo hace algunos años porque una de mis misiones desde que hemos salido al mercado exterior es conocer lo que pasa especialmente en los países demandantes pero también en los que pulsan el futuro o ya son nuestros competidores y uno de ellos es Argentina. Me asombró las primeras noticias de esos millones de hectáreas que recuerdo que Daniel Basigalup me comentó que llegaron a 7 millones de hectáreas hace unas décadas. Evidentemente eso me preocupa, bien es verdad que veo la dinámica vuestra del país con el tema de la ganadería pastando, o de las megaenfardadoras que es un tema que va a ser mucho más lento pero por una sencilla razón lleva un cambio de mentalidad básicamente hacia una industria que tiende a deshidratar o comprimir, desde Estados Unidos no se deshidrata prácticamente nada pero si se hace con presión, hay que montar la industria y luego tenés un país hermoso, un país enorme que a nivel de otros temas, de infraestructura o de costos a puerto eso aporta una ventaja negativa.
TA: Si España tuviera el doble o el triple de la alfalfa que tiene, ¿La vendería toda o es por ahí es un exagerar decir que el mercado mundial tiene una demanda ilimitada?
JC: Debe darse pasos graduales evidentemente. Tendríamos necesidad de vender más en el mercado interior, recuerda que también el mercado interior ha coincidido con ese boom de la demanda y el precio de la leche también llevamos una década con precios muy bajos y el ganadero es el que nos consumía muchísima alfalfa deshidratada ahora lleva unos años que gasta menos, es decir yo estoy convencido que el hacer un millón más de toneladas y comercializarlo no debería ser ningún problema, de hecho Estados Unidos hace poco comercializaba dos millones y ahora comercializa cuatro, pero bueno también es verdad que la demandas van aumentando gradualmente. Yo he dicho que en diez años el mercado mundial se ha duplicado, hemos pasado de cuatro millones de toneladas globales a ocho y medio pero claro no surge en dos mañanas, gradualmente sí. Se ve que es un mercado, como en el caso de China o Arabia Saudita, Japón quizás ha sido el más importante y tiende a decrecer pero China el propio gobierno lo estima que puede haber una demanda de millón y medio de aquí a cinco o seis años sobre lo actual, y en Arabia Saudita estamos hablando de ochocientas o un millón de toneladas más sobre lo actual, por lo cual posibilidades hay, lo que pasa que también lo que he dicho en su momento cada vez va a haber si hay demanda más competidores a nivel mundial y sin dudas encontraremos a los argentinos.
TA: Sin que impongas una receta ¿Qué le sugerirías a tus pares argentinos?
JC: Primero, ahora estamos hablando de la rotoempacadora, eso es un sistema que por ejemplo en España no funciona pero aquí hay muchas y se venden más, producto de unas necesidades que son diferentes a las nuestras, por lo tanto aconsejar no me gusta nada. Lo cierto es que ese camino que hoy puede ser un despegue contando nuestra vivencia en España es un camino hacia el enfardado que lo estás haciendo en megafardos, la industria de la compresión y la deshidratación, ahí hay mercado y ahí es un porcentaje que hoy probablemente esté en cifras que no son oficiales pero de 60.000, 0 70.000 toneladas de exportación, pues evidentemente para un mercado con una producción como Argentina es una cifra ridícula diría yo. Hay un canal muy importante de duplicar o triplicar sin que tengas ningún problema porque tenéis un potencial que ya lo querría yo.
Fuente: www.todoalfalfa.com.ar

Consejos del SENASA par turistas sobre agroalimentos de ingreso a la Argentina

El Senasa brinda recomendaciones sobre los productos de origen animal, vegetal o biológico que no se pueden ingresar a la Argentina. Es importante facilitar las tareas de control.

Los pasajeros que vuelven al país por pasos terrestres, aeropuertos o por vías fluviales o marítimas deben tener presente que no se pueden ingresar determinados productos y subproductos de origen animal y vegetal sin la autorización correspondiente, como medida de prevención contra plagas y enfermedades que pueden afectar la producción agropecuaria nacional.

Es importante asesorarse para evitar situaciones comprometedoras e identificar aquellos productos o alimentos que tienen permiso para ingresar al país por no revestir ningún riesgo, siempre que sean cantidades acordes para un consumo personal o familiar y cuenten con la debida rotulación del país de origen.

Verificaciones en los puestos de ingreso 
La Argentina posee 15 mil kilómetros de frontera: el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) está presente en 93 puntos de ingreso al país y cumple sus funciones con otros organismos de control fronterizo.

En 20 aeropuertos con arribos internacionales y arribos en territorio nacional, 48 puertos fluviales y marítimos y 25 puntos de ingreso terrestres, los agentes del Senasa verifican que los pasajeros no ingresen animales vivos sin su correspondiente documentación sanitaria y aquellos agroalimentos de riesgo tales como embutidos, jamón, chacinados y frutas, así como también flores y semillas.

"Somos un país que produce alimentos, que los exporta, reconocidos a nivel internacional. A estos mercados internacionales podemos acceder e incluso ampliarlos, si mantenemos y mejoramos el estatus sanitario del país. Todas estas medidas de prevención en fronteras intentan sostener esta fortaleza, de allí la importancia de que el viajero comprenda el rol de nuestra labor y colabore con el país, ingresando solo aquellos alimentos que no revisten riesgo sanitario", sostiene el ingeniero agrónomo Juan Pablo Giménez de la Coordinación General de Fronteras y Barreras del Senasa.

La apertura de esos mercados es alcanzada, en parte, por el estatus sanitario que tiene la Argentina. "Si se ingresan al país alimentos no autorizados o no rotulados (artesanales o caseros) se puede afectar la sanidad animal o vegetal, y la salud de los consumidores al no contar con la calidad y la inocuidad adecuada", agrega.

"Si como resultado de las inspecciones se detecta la presencia de cualquier mercadería que pudiese implicar un riesgo potencial a la salud pública, animal y/o vegetal –cuyo ingreso no esté permitido de conformidad con la normativa vigente o no cumpla con los requisitos necesarios para ingresar como equipaje acompañado– se procede a su decomiso, desnaturalización y posterior destrucción. Esto significa que se destruye delante del pasajero", explica Giménez.


En definitiva, el Senasa recomienda a los viajeros que se informen previamente acercándose a cualquiera de las 368 oficinas del Senasa distribuidas en todo el país, llamando a la línea gratuita 0800-999-2386 o ingresando al sitio web www.senasa.gob.ar